J

Pathwork

Conferencias del Guía

Conferencia 15. La influencia entre el mundo espiritual y el mundo material

Saludos en el nombre del Señor. Les traigo bendiciones y amor, amigos míos. Saludo a todos mis viejos amigos, así como a aquellos que se han abierto paso hasta aquí por primera vez. También saludo a mis buenos amigos que no están presentes esta noche, y a los que están lejos. Todos los que lean mis palabras deben saber que no están olvidados. Todos ustedes son bienvenidos, y aunque este tipo de comunicación puede ser nuevo e inusual para algunos de ustedes, les ruego que abran su mente. Muchas cosas son posibles, de las cuales ustedes, los seres humanos, no tienen conocimiento hoy. La Humanidad verá muchas más cosas en las décadas venideras.

Hoy deseo hablarles de la influencia entre los mundos espiritual y material. Mucho se ha dicho de la influencia del mundo del espíritu sobre el mundo de la materia, pero no tanto acerca de la influencia contraria. Ambos se afectan entre sí.

Primero abordaré el tema de la influencia del espíritu sobre su esfera terrenal. Existen esferas espirituales en todo el universo: en los planetas, dentro de los diferentes sistemas estelares, e incluso en los espacios intermedios. Hasta dentro de su esfera terrestre tienen todo tipo de esferas espirituales, desde la más baja hasta la más elevada. Como la distancia en el mundo del espíritu no se determina con sus medidas geográficas, es posible que existan muchas esferas en el mismo sitio geográfico o material, y que se traslapen. Por ejemplo, una persona humana puede vivir en la Tierra, estar en esta habitación y también estar conectada con una esfera espiritual específica, mientras que otra persona que esté en la misma habitación puede estar conectada con otra esfera de muy distinto nivel. Me doy cuenta, amigos míos, de que esto resulta sumamente difícil de imaginar, porque la distancia para ustedes es una cuestión de espacio. Sin embargo, en la realidad absoluta no es así. Una persona está conectada con una esfera que corresponde a su desarrollo espiritual general. Como nadie en la Tierra está armoniosamente desarrollado —si lo estuvieran, no tendrían que vivir aquí—, es posible que en un momento dado estén en contacto con una esfera espiritual específica, y cuando su estado de ánimo cambia, las corrientes que salen de su alma, de su subconsciente y de su mente consciente los conectarán con una esfera muy distinta.

En mi última conferencia les hablé del Ser Superior, el Ser Inferior y el ser de la máscara. Todos los seres humanos tienen los dos primeros, y quizás noventa por ciento de la Humanidad también tiene, hasta cierto grado, el tercero, el ser de la máscara. A aquellos de ustedes que están aquí por primera vez les sería benéfico leer mi última conferencia para que puedan entender más completamente ésta. Siempre que el Ser Superior ha sido devuelto a su estado original mediante la eliminación de las capas que lo rodean y que constituyen el Ser Inferior, automáticamente se conecta con las esferas más elevadas y radiantes, aunque aún vivan en la Tierra, y aunque, medidas por su distancia, estas mismas esferas radiantes se encuentren a cientos de miles de kilómetros de distancia. Y siempre que el Ser Inferior sigue siendo fuerte y no le permite al Ser Superior asomarse y brillar, se establece la conexión con las fuerzas de la oscuridad, de acuerdo con la actitud y el desarrollo de cada persona. En otras palabras, el Ser Inferior de una persona puede ser más bajo que el de otra. Como cada esfera está densamente poblada por los espíritus que son afines a ella, todos ustedes están constantemente en contacto con espíritus de desarrollo espiritual variable, así como con las fuerzas y las corrientes que genera nuestra esfera en particular.

Algunas personas culpan a los espíritus del mal cuando su Ser Inferior toma el control, y creen que ellas no tienen la culpa. Esto no es cierto. Indudablemente, los espíritus del mal pueden influir en ustedes, y lo hacen, pero sólo si ustedes lo permiten, y cuando lo permiten, por su falta de rigor para buscar su desarrollo espiritual y por su tendencia a seguir la ley del mínimo esfuerzo. Ustedes creen que sólo porque sus fallas no son tan graves como las de ciertas personas de desarrollo muy bajo —un asesino, por ejemplo—, esas fallas no importan mucho. Incluso si sus fallas son menores, no crímenes declarados ni pecados reconocidos, ustedes son responsables. Cuanto más alto es su desarrollo, mayor es su responsabilidad y su deber de perfeccionarse. Cuanto más libres están de tendencias muy perversas o malvadas, evidentemente mayor es su desarrollo. Por lo tanto, poseen más iluminación y más fuerza, y por eso mismo puede esperarse más de ustedes. Una llamada falta menor puede contar tanto para ustedes como lo haría un crimen para una persona de poca o ninguna iluminación espiritual. Así pues, no comparen sus fallas y desviaciones de la ley espiritual con las de otro. Su comparación puede estar equivocada, porque no les es posible juzgar el lugar que ocupan en comparación con el de otros. Digo esto porque las personas suelen ser condescendientes consigo mismas al decir o pensar: “No soy el único que hace eso; otras personas hacen cosas peores”, y culpan a los espíritus del mal cuya influencia sobre ellos —les gusta creer— es mera coincidencia. De igual modo, si las entidades elevadas del mundo de Dios pueden guiarlos, ayudarlos e influir sobre ustedes, sólo puede ser porque su actitud interior los ha atraído.

Dondequiera que se encuentre un ser humano, también se encuentran cerca varios seres espirituales en diversas etapas de desarrollo. En todas las esferas hay especialistas de todo tipo. He dicho esto antes y lo repito aquí porque su importancia no se ha entendido por completo. El mundo del espíritu, en todas sus gradaciones, es mucho más especializado que su esfera terrenal. Esto se aplica al orden divino y al mundo de la oscuridad, así como a todas las variaciones intermedias. Cada uno de ustedes atrae a aquellos especialistas cuyas cualidades específicas posee, buenas o malas. Lo semejante atrae lo semejante inevitable y magnéticamente. Cuando un ser humano crece, está rodeado de espíritus guardianes que pertenecen al orden y la organización de los mundos divinos, y estos guardianes pueden acercarse a su protegido sólo si éste pide conocer la verdad y la voluntad divinas, y trata de elevarse. De lo contrario, tienen que mantenerse a distancia y observar desde allí. Intervendrán sólo para proteger de acuerdo con los méritos pasados, obedeciendo leyes espirituales precisas que jamás violan y con las cuales son muy cuidadosos, porque estas leyes son perfección, amor, sabiduría y justicia. Esta misma persona también está rodeada de varios otros espíritus no incorporados al orden divino. Algunos pueden pertenecer al mundo de la oscuridad. Si esta persona no es un asesino o un alma realmente pecadora, los espíritus muy malvados se mantendrán alejados, pues no podrían ejercer su especialidad con ella.

No obstante, incluso los especialistas de las llamadas fallas humanas menores o cotidianas pertenecen al mundo de la oscuridad. También operan de acuerdo con sus propias leyes, y logran lo mismo para sus fines que, digamos, un especialista del asesinato que influya en un ser humano. Si la falta de ustedes es el egoísmo, habrá un especialista del egoísmo adherido a ustedes. Si su falta es que son propensos a estallidos de furia, tendrán junto a ustedes a un especialista del tipo que esperará a que le permitan tomar el control, ejercer su influencia y, así, vivir a través de ustedes. Esto le da una gran satisfacción, no sólo porque realiza su tarea, sino también porque puede darse gusto con su debilidad particular. Por otra parte, pueden ustedes estar totalmente desprovistos de envidia, así que no tendrán a un especialista de la envidia adherido a su persona. Pero otro individuo, no inferior a ustedes en su desarrollo general, puede tener junto a él a este especialista de la envidia debido a esa falla.

Así pues, deben tener presente que son sus propias fallas las atraen a los especialistas a ustedes, y que constantemente esperan la oportunidad de vivir a través de ustedes. De este modo se coluden con ellos, y sólo pueden librarse de estas influencias mediante su esfuerzo personal por superar sus fallas. Pero antes de que puedan hacer esto deben reconocer todas esas fallas, de las que muchas veces no se dan cuenta simplemente porque no desean cargar con el peso de reconocer rasgos poco halagadores. Pocas personas realmente desean conocer sus fallas. La mayoría reconoce que tiene algunas fallas, pero admitirlas de una manera superficial y volverse totalmente consciente de ellas son dos cosas muy distintas.

Así, para su propia protección, cada uno de ustedes debe encararse a sí mismo con total honestidad. Pueden estar seguros de que, cualesquiera que sean sus fallas específicas, llevarán con ustedes y alrededor de ustedes a los especialistas espirituales correspondientes que esperan la oportunidad de inspirarlos para que cedan a esas fallas específicas. Y dado que no se necesita mucha presión para sucumbir, y ésta es la manera fácil y cómoda, muy a menudo ustedes obedecen estas inspiraciones. ¡Cuanto más fuerte sea la falla que llevan dentro y cuanto menos se den cuenta de toda su importancia, más cerca estará el especialista de ustedes! Así pues, para las personas que saben de la existencia del más allá y de las criaturas espirituales, es al mismo tiempo correcto e incorrecto decir que un espíritu del mal influyó en ellas. Cuando dicen esto, y al decirlo afirman que se están responsabilizando por entero de su propia participación, es correcto; pero cuando lo dicen porque se quieren absolver de su responsabilidad y culpa personales, es incorrecto.

Entre estas bajas criaturas y las entidades más elevadas del mundo de Dios hay muchos espíritus que son muy similares a ustedes en sus actitudes. Pueden ser personas fallecidas que tienen buenas intenciones y no son particularmente malas, pero que todavía no pertenecen al orden divino y, por lo tanto, están ciegas en muchos sentidos. Frecuentemente buscan influir en los seres humanos porque esto les ayuda de alguna manera, o simplemente porque no tienen nada mejor que hacer. Pueden aprender de ustedes si ustedes buscan el camino espiritual del autodesarrollo. No obstante, si ustedes no son más fuertes que ellos, ellos influirán sobre ustedes, a veces no perjudicialmente, pero, aunque tengan buenas intenciones, no los inspirarán del modo más ventajoso espiritualmente porque están ciegos. A veces su orientación puede darles a ustedes ventajas materiales, que podrían o no interferir con su progreso espiritual, y a veces su influencia puede ser inofensiva, o parecer inofensiva, pero a final de cuentas no es ventajosa para ustedes. De nuevo, cuándo y hasta qué grado puede suceder esto no es coincidencia: las actitudes internas de ustedes inevitablemente atraen su influencia.

Si meditan en esto, en ustedes, en su vida y en sus deseos, descubrirán qué espíritus los rodean. Las personas que recorren el sendero de la perfección, que es la única protección real que tienen, no serán perturbadas ni influidas por espíritus que no cumplen la voluntad de Dios en todos los sentidos. Existen otros medios de protección, pero tienen sólo un efecto temporal. Si ustedes se hallan en desarmonía —por ejemplo, cuando sienten que se gesta una riña con sus congéneres— y tienen la presencia de ánimo de optar por orar, por buscar a Dios dentro de ustedes, o por pedir guía espiritual, esto seguramente ayudará y yo lo recomiendo mucho. Pero ayudará sólo en esta ocasión en particular, porque no siempre tienen esta presencia de ánimo. A veces estarán cansados y se dejarán ir, y entonces se convierten en presa de estas influencias que, como dijimos, pueden ejercer su efecto sobre ustedes sólo a causa de lo que ya hay en su interior. Por lo tanto, la única cura y protección definitiva y permanente consiste en arrancar los brotes malos desde la raíz. Esto sucede en el camino de la perfección y el autodesarrollo, el camino de la felicidad. Si están dispuestos a tomar este camino, serán guiados y ayudados. Pero, primero, esta voluntad y decisión debe ser claramente formulada dentro de ustedes, y después será reconocida. En ese momento, su guía divina puede automática e inmediatamente acercarse a ustedes, y puede también, entre otras cosas, encaminarlos a la ayuda humana adecuada que también necesitan a fin de recorrer este Pathwork. Serán guiados al lugar y a la persona más adecuados para su temperamento y carácter.

Así es como las diferentes esferas espirituales con sus respectivas criaturas influyen sobre los humanos. Los seres humanos no son presas indefensas de estas influencias, sino que las determinan. Y al rechazar cualquier influencia que no venga del mundo divino, la persona no sólo controla su vida sino que también debilita a las fuerzas de la oscuridad, pues cuanto menos material tengan con el cual trabajar en el mundo físico, más poder inevitablemente pierden.

Los humanos tienen otro tipo de influencia en el mundo espiritual. Trataré de pintarles un cuadro de esto, aun cuando sólo puede ser muy limitado. Ustedes saben, como lo he dicho muchas veces, que sus pensamientos y sentimientos son creaciones espirituales. Crean formas de todo tipo en el mundo espiritual. Si su vida está de acuerdo con su destino, y cumplen con lo más que pueden de acuerdo con su desarrollo —lo cual ocurre raras veces—, crean formas que construirán esferas, estructuras y paisajes armoniosos en el mundo del espíritu. Esto puede sonarles increíble a algunos de ustedes. Sin embargo, queridos míos, ¡les aseguro que es cierto! Llegará el día en que todos ustedes vean esta verdad. De hecho, cuando la vean, sabrán lo que han sabido siempre en espíritu. Este conocimiento se borró sólo temporalmente de su conciencia mientras estuvieron encarnados. Las personas que ceden al Ser Inferior crean formas que corresponden a la cualidad, la fuerza y el tipo de su Ser Inferior. Esto no excluye que simultáneamente creen formas bellas y armoniosas hasta el grado en que permitan actuar a su Ser Superior.

Imaginemos que toda la Humanidad, es decir, cada individuo, obedeciera la ley del menor esfuerzo y cediera al Ser Inferior, y lo nutriera en vez de combatirlo. ¿Qué pasaría desde nuestro punto de vista? Las esferas superpuestas que he descrito cambiarían de aspecto. La Humanidad fortalecería y ampliaría las esferas discordantes, que nublarían por completo a las esferas armoniosas de luz, verdad, amor y felicidad, y las relegaría al fondo, para que pudieran afectar a los humanos menos y menos. Como resultado, sólo la influencia de las fuerzas discordantes tendría un efecto. Así, la Humanidad proveería de material constantemente al mundo de la oscuridad, y la influencia de éste, a su vez, sería tanto mayor para ustedes. Por otra parte, imaginemos de nuevo que toda la Humanidad —cada persona en lo individual— buscará el camino de la perfección. Aunque este camino sería distinto para cada individuo, porque lo que puede ser necesario para una persona puede resultar demasiado difícil para otra, empero, si todos los hijos de Dios, en cualquier nivel de desarrollo en que se encuentren, hicieran su mejor esfuerzo, las esferas de la oscuridad y la desarmonía, el mal y la envidia, el odio y el prejuicio, la guerra y la codicia serían apartadas y se disolverían gradualmente. Sin embargo, la creación divina nunca puede disolverlas; sólo puede relegarlas al fondo para que no afecten al mundo material mientras la actitud negativa retenga el control allí. La desarmonía, con todas sus facetas, puede y debe ser finalmente destruida y disuelta. Así que pueden ver muy claramente no sólo cómo los afecta el mundo espiritual, sino también cómo ustedes lo afectan a él. Entre ambos mundos se pone en movimiento un círculo continuo, ya sea vicioso o virtuoso. Esto nunca cambiará en tanto exista un mundo material; y así debe ser.

Por ejemplo, si un grupo de seres humanos, tal vez sólo un grupo muy pequeño, se une con el deseo sincero y honesto de servir a Dios y a Su gran plan, ¿saben ustedes qué forma vemos en el mundo espiritual? Vemos un templo muy bello que se está construyendo en el mundo del espíritu. Este grupo ante el cual me manifiesto aquí esta construyendo un templo así, piedra por piedra. No está completamente erigido, todavía le faltan el techo y los muebles, pero la construcción ya está avanzada. No crean que hablo simbólicamente; hablo con la verdad. El templo ya existe en nuestra esfera espiritual correspondiente. Ustedes, amigos míos, que pertenecen a este grupo, deben saber que mientras su cuerpo reposa, o cuando duermen, como dicen, su espíritu muchas veces es guiado a este sitio, y cada uno de ustedes se regocija porque puede ver dónde ha puesto una piedra. Cada uno de los que realmente se esfuerzan, honesta y sinceramente, y que trabajan en este Pathwork, pone muchas piedras; no sólo la médium, sino todos los que recorren este camino con mi ayuda.

Y ahora, antes de pasar a sus preguntas, quiero mencionar algo que toca un aspecto más psicológico del ser humano. De nuevo, sería necesario que los amigos nuevos revisaran lo que he dicho antes, a fin de que entiendan lo que voy a decir ahora.

La gente suele incurrir en lo que se llama soñar despierto. Nadie cree que haya algo de malo en ello. Ustedes creen que no es un pasatiempo perjudicial, ya que no dañan a nadie al hacerlo. Pero sí es perjudicial para ustedes. Trataré de explicarles por qué. Cuando las personas muy jóvenes sueñan despiertas, es una cosa; cuando maduran, superan esto. Empero, si las personas siguen soñando despiertas cuando son adultas, es otra cosa. Significa que, en algún sentido, estas personas no han madurado; si hubieran madurado, vivirían en la realidad, no en la fantasía. Soñar despierto es muy dañino porque, cuando hacen esto, están escapando de la realidad. Si su vida es muy difícil, se escapan de su vida real y sus problemas fantaseando con situaciones que querrían que fueran verídicas. Esto significa que no pueden resolver sus problemas reales, ya que no están dispuestos a verlos y a llegar hasta sus raíces.

Como saben, no hay pensamiento sin sustancia y forma. Las fantasías crean sus formas también, y estas formas de pensamiento se interponen entre ustedes y cualquier realización que pudieran tener. Es muy tentador escaparse de esta manera aparentemente inofensiva, pero mi consejo es que rechacen la tentación, porque estas formas de pensamiento impiden su realización plena. Además, pierden el tiempo. Todas las horas que invierten en este pasatiempo podría y debería ser utilizado para la verdadera meditación, el autorreconocimiento y el desarrollo. Soñar despierto podría compararse, en cierto modo, con tomar drogas. Tomar una droga una vez no dañará su cuerpo ni su espíritu. Pero una vez que empiezan, existe el peligro de que se vuelvan adictos. Hay muchas personas adictas a las fantasías; consumen su energía para construir estas formas de pensamiento. De tal suerte, se retiran de la realidad de la vida y de la realidad que podrían crear si no incurrieran en estas formas de pensamiento específicas.

¿Tienen preguntas en relación con esto, amigos míos?

PREGUNTA: ¿Cómo se aplicaría esto a la publicidad?

RESPUESTA: Esto no entra exactamente en el tema de las fantasías; sin embargo, a lo que te refieres también es dañino, pero de un modo diferente. Aquí también, todo depende del individuo. Si un individuo toma lo que aprende de la publicidad como una realidad, entonces lo que podría suceder es que hiciera surgir su ser de la máscara, que no es del todo lo mismo. El mundo de las fantasías del que yo hablaba, aunque también puede ser influenciado por la publicidad, es algo que existía mucho tiempo antes que ella. En otras palabras, la publicidad no es realmente la causa de soñar despierto, pero lo puede fomentar.

PREGUNTA: ¿Dónde está la línea divisoria entre el concepto del artista y la fantasía?

RESPUESTA: Esa es una pregunta muy buena. Yo diría lo siguiente: Cuando el artista convierte sus fantasías en creaciones reales, entonces dejan de ser fantasías. Cuando el artista juega con estos pensamientos de fantasía con el propósito de crear, de realizar, de dar algo a otras personas y no con el fin de drogarse para no encarar una realidad desagradable, entonces está en el camino correcto y no rebasa los límites. Y de nuevo, como en todas estas cosas, únicamente cada individuo por sí solo puede determinar donde están los límites. Y sólo poniéndose severamente a prueba puede conseguir esto.

PREGUNTA: Usted dijo que era difícil para los espíritus enfocar la vista en los cuerpos físicos a menos que hubiera una buena razón para ello. Me pregunto cómo es posible que usted u otros lean.

RESPUESTA: Es posible porque el pensamiento que contiene la palabra escrita es una forma. Todo pensamiento es una forma, ya sea escrito, hablado, designado o interpretado con música; no hay diferencia. Nosotros vemos las formas del pensamiento.

PREGUNTA: En otras palabras, ¿usted no ve la escritura sino el significado detrás de la escritura?

RESPUESTA: Sí, es correcto. También podemos ver la escritura, como podemos ver el cuerpo humano. Pero, de nuevo, sólo si existe un propósito específico; de lo contrario, vemos la forma.

PREGUNTA: En la escritura, ¿ve usted el color, la emanación de la forma-pensamiento, independientemente del tipo de persona?

RESPUESTA: No, no independientemente, porque el color, la vibración, la frecuencia —todo lo que mencioné anteriormente— están determinados también por las características de esa persona, por su estado de ánimo y por su actitud general. Todo eso se toma en consideración y forma un todo.

PREGUNTA: ¿Entonces algo escrito por una persona es muy distinto de la misma cosa escrita por otra persona?

RESPUESTA: Sí, muy distinto.

PREGUNTA: Me gustaría preguntar a este respecto: ¿Se parece esto a ciertas lecturas psicométricas hechas por personas que creen que pueden determinar el aura a partir de una obra de arte o algún objeto?

RESPUESTA: Sí, es correcto.

PREGUNTA: Hablando de fantasías y de soñar despierto, escribí una obra de teatro acerca de una encarnación anterior en Egipto, y me pregunto si yo viví en Egipto en una encarnación anterior.

RESPUESTA: Me gustaría aprovechar esta oportunidad para dar una explicación breve a todos mis amigos aquí reunidos. Los espíritus que pertenecen al orden del plan divino no pueden dar, ni darán, este tipo de información a menos que exista un propósito muy bueno, a menos que sea importante para el autodesarrollo. Si esta información resulta necesaria para ti, y cuando ese sea el caso, tendrás este conocimiento, ya sea a través de mí o de otro espíritu, o mediante una iluminación que te llegará directamente. Pero mientras esto no sea más que una especulación interesante, no damos esta información, porque si tratáramos esto con tanta ligereza, no habría razón de que la memoria se te borrara de una vida a la siguiente. Ya sé que hay muchos espíritus que se manifiestan a través de médiums que son muy liberales con este tipo de información. Pero no son espíritus nuestros. Es fácil decirlo, satisface la curiosidad humana y jamás puede demostrarse. Un espíritu podría decirte fácilmente “sí” o “no”, pero tú no lo sabrías internamente. No quedarías satisfecho. Pero no lo hacemos de esa manera. Cuando un conocimiento así llega, debe tener un significado real. Debe ser una clave para tu vida presente. A veces se da iluminación sobre el tema de vidas pasadas. El país rara vez importa, pero otras circunstancias sí importan. Siempre que conocen la verdad sobre una encarnación anterior —y esto se lo digo a todos ustedes— necesariamente tienen una sensación de victoria, o liberación. Es como si se metiera una llave en el ojo de una cerradura y se abriera una puerta, y de repente entendieras muchas, muchas cosas de tu vida presente, como tus dificultades, tus penurias y tus pruebas. Si esa sensación no acompaña a la información, no confíes en ella.

PREGUNTA: En opinión del mundo espiritual, ¿cuándo se considera que una persona está iniciada?

RESPUESTA: Bueno, como esta pregunta me la hacen muchas veces, trataré de responderla brevemente; no obstante, antes de hacerlo quiero decir esto: El peligro con los seres humanos es que usan ciertas palabras y etiquetas demasiado apresuradamente y sin pensarlo mucho. Esto es dañino. A veces sería mejor que no conocieran estas palabras. Desde nuestro punto de vista, la iniciación tiene lugar cuando una persona le ha entregado su vida a Dios realmente, de todo corazón, no sólo en pensamiento y en teoría sino en la práctica; cuando ninguna otra consideración importa; cuando Dios siempre viene primero. Esto no significa que deban volverse fanáticos o entrar en un claustro. Por el contrario, a Dios no le gusta el fanatismo. Lo que significa entregarse completamente a Dios es que la comodidad material y los deseos del ego se vuelvan secundarios a las consideraciones que tienen que ver con Dios y su Gran Plan, y con la realización de la vida presente de acuerdo con la voluntad de Dios. Cuando reconocen esto y alcanzan cierta etapa en la que lo ponen conscientemente en práctica, entonces podríamos aplicar tu palabra “iniciación”.

PREGUNTA: La médium quería hacerte una pregunta: Aparte de las razones biológicas y del derecho civil, ¿cuáles son las leyes espirituales en relación con el matrimonio entre hermanos y hermanas?

RESPUESTA: Cuando las personas encarnan en la misma familia o en el mismo ambiente, siempre hay razones kármicas; razones conectadas con la realización de una tarea. Ahora bien, los hermanos y las hermanas suelen encarnar juntos porque estas almas deben aprender a amarse, pero me refiero sólo a cierta manera de amar. En otros casos las personas deben encontrarse como esposas y esposos, porque cuando la pasión o la sexualidad desempeña un papel, es posible aprender a amar donde antes existió el odio. Es más fácil de esta manera. Entre hermanos y hermanas se elimina este elemento, porque en esta etapa de su relación kármica pudiera ser que deben aprender a amarse sin la ayuda de eros. Esta podría ser exactamente su tarea. Es por esto por lo que, desde el punto de vista espiritual, se prohíbe el matrimonio entre almas que están encarnadas como hermano y hermana.

PREGUNTA: ¿Podría explicarme de qué manera el cumplimiento de la propia voluntad se relaciona con “Hágase Tu voluntad”?

RESPUESTA: No hay ningún problema aquí, querido mío. Cuando una persona que está en el Pathwork desea algo, debe primero preguntarle a Dios: “¿Es ésta Tu voluntad, Padre? Me abriré para recibir Tu respuesta”. Y si estás abierto, si no tienes en mente una idea preconcebida, si estás dispuesto a aceptar que la respuesta de Dios sea lo opuesto de lo que tú deseas, entonces la recibirás. Esa es la única acción correcta. ¿Dónde está el problema?

PREGUNTA: Porque si recibo una respuesta de Dios que sea contraria a mi deseo, entonces ¿cómo se relaciona esto con las enseñanzas de “reclama lo que te pertenece”?

RESPUESTA: Pero lo que te pertenece no debe ser lo que va en contra de la voluntad de Dios. Y yo te enseño en primer lugar que, en todos los momentos y en todas las cosas, te abras a la voluntad de Dios. Tienes que aprender a dejar de lado tu propia voluntad. Si antepones a todo la voluntad de Dios, si no te amas más de lo que amas a Dios, cuando hayas aprendido eso, siempre podrás recibir la respuesta.

PREGUNTA: ¿Por qué existe en el hombre el impulso de buscar la vida espiritual?

RESPUESTA: Porque el Ser Superior o chispa divina está en todos, y te impulsa exactamente en esa dirección. Cuanto más bajo es el desarrollo, cuantas más capas del Ser Inferior tapan al Ser Superior, más se oculta este impulso y, a la postre, deja de existir. Pero cuando alcanzas cierto desarrollo, el deseo del Ser Superior te empuja. Y de nuevo algunas voces de tu Ser Inferior tratan de alejarte de él. Esa es la lucha que tienen que librar en su interior todos y cada uno de ustedes. Cuanto más alto es tu desarrollo, más infeliz te sientes si no escuchas la voz de tu Ser Superior, ni, por cierto, las voces de los espíritus divinos que te inspiran.

Estos espíritus superiores sólo pueden hallarse alrededor de ti porque tu Ser Superior se ha liberado suficientemente, por lo menos hasta cierto grado. Si no haces caso de estas voces, si permites que otras consideraciones, cualesquiera que éstas sean, se interpongan en tu camino, serás infeliz. Te sentirás frustrado, no tendrás tranquilidad de espíritu. Si optas por escuchar esta voz, si has decidido recorrer este camino y permanecer en él sin importar nada más, serás feliz. Pero siempre es la chispa divina, el Ser Superior, el que te impulsa a seguir adelante, y no tendrás paz hasta que encuentres lo que has salido a buscar. El que llama a la puerta entrará; el que busca encontrará.

PREGUNTA: Al tratar de separar el Ser Superior del Ser Inferior para conocernos realmente, a veces sucede que parte del Ser Superior se confunde con el Ser Inferior y viceversa. ¿Hay algún indicio que pudiera ayudarnos a entender esto, a establecer una distinción entre los dos?

RESPUESTA: Sí, lo hay, pero no tengo tiempo de responder esto ahora. De hecho, daré una conferencia entera sobre este tema, que complementará las anteriores sobre la conformación psicológica del alma humana. Sería muy importante que sus psicólogos, sus analistas y sus psiquiatras entendieran esto. En mi última conferencia hablé del ser Ser Superior, el Ser Inferior y el ser de la máscara; y quizás en la próxima conferencia trataré el tema de la manera en que las corrientes del Ser Superior se activan, penetran el Ser Inferior y en algunos sitios salen limpias y puras, y en otros sitios el Ser Inferior las altera y las encauza en los canales equivocados debido a ciertas fallas que todavía tienes.

PREGUNTA: ¿Existe una relación entre los sueños que tenemos cuando dormimos y las fantasías del soñar despierto?

RESPUESTA: Podría haberla en cierto sentido. Las fantasías también podrían arrojar luz sobre ciertos factores psicológicos presentes en el individuo.

Esta pregunta me brinda la oportunidad de sugerir a todos los que trabajan conmigo personalmente que anoten sus fantasías en sus cuadernos. Tráiganlas a sus sesiones personales o escriban sobre ellas en sus reportes mensuales, si están ausentes. Porque, como dijiste con razón, existe una conexión. Los sueños muestran tus deseos subconscientes de una manera ligeramente distinta, pero también arrojan luz sobre otros aspectos de tu configuración interior. Por lo tanto, puede ser muy útil para tu progreso que consideres la naturaleza de tus fantasías. Por favor —y esto es para todos ustedes— agreguen esto a las diversas tareas que les he dado.

PREGUNTA: ¿La próxima conferencia va a ser en inglés?

RESPUESTA: Sí, todas serán en inglés ahora.

PREGUNTA: Tengo una pregunta sobre las distancias y las medidas geográficas. ¿El mundo espiritual en el que usted está y vive se extiende a las estrellas muy distantes, como la Vía Láctea?

RESPUESTA: Sí a todas partes, a todo el universo.

PREGUNTA: ¿En otras palabras, puede usted viajar con facilidad a cualquier espacio del universo?

RESPUESTA: El espacio no es obstáculo.

PREGUNTA: Pero ¿acaso no existe la distancia?

RESPUESTA: La distancia existe sólo desde el punto de vista humano. Sé que es imposible para ustedes imaginar esto.

PREGUNTA: Así que, ¿dos millones de años luz no significan nada como medida para usted?

RESPUESTA: Es correcto. Y a este respecto, si estoy aquí ahora, pero quiero estar en Suiza, estoy allí en el mismo minuto. Y en el mismo minuto, o medio minuto, o fracción de minuto —aunque nosotros no tenemos estas medidas— estaría de regreso. Para mí, si no hay distancia espiritual, no hay distancia. Y sin embargo, ir de aquí a la puerta puede ser una distancia insuperable para un espíritu.

PREGUNTA: ¿Por la densidad de la médium?

RESPUESTA: La actitud espiritual es la distancia.

PREGUNTA: En otras palabras, ¿para usted estar en Ras Algeth o cualquiera de las grandes estrellas es lo mismo que viajar de aquí a un lugar que para nosotros es una distancia corta?

RESPUESTA: No hay diferencia. No hay medidas de tiempo y espacio en el mundo espiritual como las que tienen aquí. La medida que tenemos es puramente individual, espiritual y psicológica. Ahora bien, no crean que cuando digo “psicológica” me refiero sólo a una idea; es un hecho. Un espíritu que ha alcanzado cierto desarrollo tiene el universo entero a su disposición hasta la esfera adonde ha llegado. No puede elevarse más hasta que alcance el desarrollo respectivo.

PREGUNTA: En otras palabras, ¿un espíritu de menor desarrollo no puede hacerlo?

RESPUESTA: Cualquier espíritu tiene a su alcance sólo lo que está dentro de su terreno de desarrollo, o más abajo. Allí es libre.

PREGUNTA: ¿Diría usted que leer un libro que nos hace retroceder muchos millones de años es como el pensamiento del espíritu que está donde cree que quiere estar?

RESPUESTA: Sí, sí. Pero no es sólo una idea, es una realidad.

PREGUNTA: ¿Pero la mente humana no puede concebirlo?

RESPUESTA: Es casi imposible que ustedes lo conciban, a menos que lo intuyan, lo sientan en meditación. Pero luego descubrirán que no pueden expresar su conocimiento a otros.

Con eso, amigos míos, regresaré a mi mundo. Los dejo con las bendiciones de Dios. Que estén en paz. Dios está con ustedes.

Dictada el 25 de octubre de 1957.