J

Pathwork

Conferencias del Guía

Conferencia 78. Preguntas y respuestas

Saludos, mis muy queridos amigos. Bendiciones para todos ustedes. Bendita sea esta hora. Ha llegado de nuevo el tiempo en que conviene tener una sesión de preguntas y respuestas, así que estoy listo para ellas.

PREGUNTA: ¿Podría usted explicar el pasaje bíblico que dice: “La palabra de Dios le fue dada a Moisés: Daréis vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura?”.

RESPUESTA: El significado de estas palabras ha sido gravemente malinterpretado por la Humanidad. La interpretación que se ha hecho es que Dios es un ser castigador, cruel y vengativo. Desde luego que no es así y nunca hubo la intención de que significaran esto. El verdadero significado simplemente afirma la absoluta justicia de la ley cósmica, o de tu ley psicológica interna. Cuanto más trabajes en el camino de la autobúsqueda, más te cerciorarás de la verdad de esto. Descubrirás cómo te causas todas tus dificultades. Ya has dejado de considerar estas palabras como una simple teoría, pero cuanto más progreses, más entenderás verdaderamente cómo y por qué te causas tus sufrimientos, y al hacerlo tendrás acceso a la llave que puede cambiar tu vida.

La mayoría de ustedes ha iniciado esta autobúsqueda de buena fe; sin embargo, en esta etapa temprana apenas pueden ver de qué manera son responsables de sus infortunios y, por lo tanto, de lo justo que es este universo. Sólo cuando alcancen ciertas profundidades interiores, tal vez después de un largo tiempo de esfuerzos arduos y sinceros, empiecen a ver claramente qué factor de su interior ha provocado con tanta precisión el sufrimiento que sienten como una injusticia. Cuantas más conexiones de este tipo hagan, mayor cuenta se darán del verdadero significado de la autorresponsabilidad y de la justicia divina, sin pensar para nada en el castigo y la retribución. Empiezan a entender que lo que emiten, no importa cuán oculto o sutil sea, regresa a ustedes. Y sienten y saben profundamente que esto no se debe a una ley severa, rígida y despiadada, sino que es su propia ley interna. Y entonces se percatan de la gloria del amor y la sabiduría de Dios. Cuanto mejor entiendan sus propias causas y efectos, más se convencerán de la maravilla de esta Creación benigna. Ese es el significado de estas palabras. Los diversos puntos citados en este dicho, son, desde luego, simbólicos. Si lo deseas, explicaré el significado de estos símbolos. [Por favor.]

“Ojo”: El ojo simboliza la visión, la capacidad de ver, no sólo hacia fuera, sino también la vista y el paisaje interiores. En otras palabras, la comprensión. Cuanto más te entiendas, más entenderás a otros. Ya sabes esto. Pero también, cuanto más te entiendas, más entendido serás. Esta verdad puede haberles pasado por la cabeza a algunos de ustedes a medida que hacían un progreso real, y la neblina de su confusión se alzaba. Al alzarse la neblina, su ser real se revela automáticamente y otros también perciben que ustedes están en la verdad. No hay ninguna otra manera de descubrir que esto es cierto que por medio del camino de la autobúsqueda, la autocomprensión y el autoanálisis. Cualquiera de ustedes que haya alcanzado una victoria interior sabrá exactamente lo que quiero decir; no sólo teóricamente, sino por haber experimentado esta verdad. Su ver y entender reales empiezan sólo cuando se ven y se entienden. Y en esa medida serán entendidos. Con ese entendimiento, verán que el significado de estas palabras tiene una implicación positiva y no negativa. No significan: “Si haces el mal, serás castigado por retribución”. Significan: “Como te ves y te entiendes a ti y a otros, vuelves posible, al alzar el velo, ser visto y entendido”.

“Vida”: Si te sanas de tus conflictos, si te integras y te vuelves uno dentro de ti, tendrás vida, una vida vibrante. En una pequeña medida, aquellos de mis amigos que realmente trabajan en este Pathwork han experimentado la verdad de esto. Tal vez lo experimentaron sólo temporalmente; sin embargo, saben de qué estoy hablando. Entienden estas palabras en un sentido más profundo que sólo como teoría. Hubo momentos de encontrar la verdad dentro de ustedes cuando, de pronto, su cansancio y su falta de vida se desvanecieron. Ustedes vibran la vida. Son la vida. Y, por lo tanto, dan vida a otros. La fuerza vital penetra a través de ustedes y encuentra en ustedes un instrumento mediante el cual manifestarse sólo cuando están vivos, cuando son la fuerza vital. Tienen un efecto dador de vida en otros. La vida sólo puede coexistir con la verdad. Cuando la verdad se enturbia a causa de su miedo, su cobardía y la creencia errónea de que se puede lidiar con la vida a través de la evasión, el resultado es la falta de vida. No importa lo desagradable que pueda ser la verdad temporal en ustedes, hacerle frente trae como resultado un sentimiento vibrante de estar vivo. La mayoría de ustedes sabe esto por su propia experiencia en este trabajo.

“Diente”: ¿Qué es un diente? Necesitas los dientes para morder, para masticar, para preparar el alimento físico de modo que tu organismo pueda asimilarlo. El significado intrínseco de un diente es el de un instrumento de asimilación. A medida que asimilas la vida—los incidentes que verdaderamente pueden convertirse en una experiencia mediante la asimilación correcta—, seguramente ejercerás un efecto similar en otros. Por otra parte, tu falta de asimilación causa ceguera. Tu ceguera, a su vez, debe crear ceguera hacia ti. Dije esto antes en relación con el ojo… ver, entender. Pero el diente se refiere específicamente al proceso que hace posible ver, mientras que el ojo simboliza el resultado final. Hace algún tiempo hablé del carácter contagioso de las actitudes y reacciones interiores. Todo esto es una explicación de ese factor.

Si ustedes se entrenan para dar seguimiento a esto en sus observaciones, adquirirán una comprensión completa de este significado. Muchas veces los desconciertan ciertas situaciones de su vida. No pueden asimilar esta situación porque hasta ahora no han descubierto cómo la causaron. Sólo entendiendo las causas que ustedes han puesto en movimiento podrán asimilar adecuadamente su vida. Siempre que estén desconcertados, eso significa que no han entendido y asimilado adecuadamente la experiencia. Esto crea emociones negativas que inevitablemente afectarán su ambiente.

Las personas que viven con esta actitud enfrentarán cualquier evento que surja en su vida con un espíritu enteramente diferente del de las personas que todavía adjudican ciertos sucesos a un destino fuera de su control. Las personas que entienden y viven de acuerdo con esta verdad tomarán cualquier evento y lo examinarán profundamente en cuanto a sus reacciones reales y tendencias ocultas. Si hacen esto sinceramente, tendrán percepciones asombrosas… tal vez no de inmediato, pero esas percepciones deben llegar si perseveran. Entonces verán que el resultado negativo es la única medicina, el único remedio que necesitan para cambiar la actitud incorrecta subyacente. Esto, y sólo esto, es una asimilación de la vida y sus experiencias. Muchas veces sufren porque otros no los entienden. Les aseguro que esto sólo sucede porque de alguna manera no han asimilado la vida como les habría sido posible hacerlo. Algunos de ustedes, amigos míos, han experimentado que las personas de su ambiente de pronto empezaban a reaccionar de manera diferente hacia ustedes, aun cuando ellas mismas no seguían un camino como éste. El solo hecho de su propio crecimiento y cambio interiores ha hecho posible que otros que los rodean reaccionen más positivamente hacia ustedes.

En la medida en que asimilan, en esa medida afectan a otros, y sutilmente les permiten, hasta cierto grado, asimilar también un poco más.

Si hay alguna pregunta en este momento, por favor háganla, y podremos seguir con el siguiente símbolo después de eso.

PREGUNTA: Usted mencionó una “ley psicológica interna”. ¿Podría explicar eso, por favor?

RESPUESTA: No importa si la llamas ley psicológica o cósmica. Es una y la misma. Sin embargo, cuando me refiero a la “ley cósmica”, automáticamente piensas en algo que está muy afuera de ti. Cuando digo “ley psicológica”, automáticamente la asocias contigo, y eso está bien. La segunda encauza tus pensamientos, tus sentimientos y tus percepciones en un canal más correcto; asumes tu responsabilidad cuando sabes que eres tú, tu propia ley. Pero “ley cósmica” te parece que es algo que no tiene nada que ver contigo. Parece instituida desde fuera, y que no tienes influencia alguna sobre ella. Esto es un error, aunque sólo sea en forma de un sentimiento vago. En realidad, las dos son la misma.

Pasemos ahora al siguiente símbolo. “Mano”: ¿Qué representa una mano? ¿Alguno de ustedes tiene una idea? [Dar. Amistad. Acción. Tomar.]

RESPUESTA: Tomar y dar. Sí. Todo eso. La acción incluye todo eso… y más. La mano es el instrumento con el que haces, manufacturas, ejecutas una idea; con el que das, tomas, recibes; lo que puede extenderse en señal de amistad. Por consiguiente, el símbolo de la mano representa cierto tipo de acción, y, lógicamente, también de “reacción”. Tal como actúas y reaccionas se te dará. No necesito entrar en más detalles. Todos ustedes saben que esto es cierto, no sólo como concepto religioso conocido, sino también por su experiencia en el trabajo personal. Esto es muy diferente del concepto de retribución. Los pensamientos y las emociones son también acciones y reacciones. Inevitablemente tienen un efecto en otros y este efecto regresa a ustedes.

COMENTARIO: Como ya lo dijo usted, todas estas palabras están sacadas de su contexto, y se les ha dado un significado distorsionado. Sugieren un temor negativo, como si ésta fuera la regla por la cual hemos de ser gobernados y tomar represalias justificándonos con las Escrituras.

RESPUESTA: Desde luego. Es un malentendido humano típico pensar en esto en términos de represalias, y no en términos de causa y efecto debidos a una ley maravillosamente justa que es misericordia, gracia, sabiduría y amor.

COMENTARIO: ¿Puedo agregar algo también? En Mateo 5:38, Jesús dice: “Habéis oído decir, ojo por ojo y diente por diente. Pero yo os digo que no os resistáis al mal”.

RESPUESTA: Sí. Entender el verdadero significado de la cita que estamos analizando aquí les mostrará que la afirmación de Jesús no es en modo alguno una contradicción. Parece serlo, podría parecer una paradoja por una parte, o una corrección por la otra. No es ninguna de las dos cosas. Es solamente una amplificación, una extensión. Con la comprensión que adquieren en este Pathwork, seguramente verán que todo el mal es autocreado, y es, por lo tanto, su lección y su medicina. Es la única manera en que pueden aprender a liberarse de los factores internos responsables. Resistirse al mal, traducido en términos de su vida personal y sus reacciones, significa rehuir las consecuencias de las que son responsables directa o indirectamente, y, por lo tanto, no aprender de la vida. Es la actitud en la que culpan a otros, a Dios, al destino, a la vida en lugar de encontrar sus propias causas. Es una retirada de la vida, o un antagonismo hacia ella, debido a la falta de comprensión del verdadero significado de la existencia. “Resistirse al mal” significa todo eso. Mientras se sientan agraviados por ciertos acontecimientos de su vida, mientras no acepten su responsabilidad por ellos, ni siquiera pueden empezar a tratar de encontrar esta responsabilidad. Por lo tanto, no están en la realidad, en su verdadero sentido. Encarándose honesta y valientemente, a la larga deben encontrar sus causas y esta percepción los liberará. No tienen que buscar en encarnaciones pasadas, pues si realmente lo desean, siempre pueden encontrar en ustedes mismos, en el presente, la raíz que ha causado un “mal”. Así que este dicho de Jesús no es una contradicción, sino que sirve sólo para extender y ampliar el significado.

COMENTARIO: Sólo suena así, porque él dijo: “Pero yo os digo que no os resistáis al que les haga mal. Si alguien les da una bofetada en la mejilla derecha, vuélvanle también la otra”. Así que parece una paradoja.

RESPUESTA: Sí, si no se toma en su sentido superficial, es todo lo opuesto de una contradicción. Todos los dichos de las Escrituras tienen un sentido mucho más profundo de lo que parece a primera vista. Si entiendes este significado más profundo, tendrás una comprensión enteramente distinta de las Escrituras.

PREGUNTA: Creo que otro dicho de Jesús se ha malinterpretado. Su significado se ha distorsionado y confundido con la injusticia. Las palabras de Marcos 4:25 dicen: “Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado”. Esto parece referirse al principio del círculo vicioso.

RESPUESTA: Exactamente. Como verán, amigos míos, creo que es casi imposible para cualquiera entender verdaderamente las Escrituras, a menos que haga este tipo de trabajo. Con este trabajo de autobúsqueda, los dichos tendrán un significado muy claro para ustedes. Ya saben muy bien que siempre que exista en ustedes una desviación, un error conceptual o un conflicto, el resultado son los círculos viciosos. Crecen como bolas de nieve. Se vuelven más y más grandes de manera que ustedes continuamente empeoran la situación. Aquello de lo que originalmente querían escapar se vuelve mucho peor. A partir de esta evasión crean conflictos y actitudes equivocadas que les traen más penas de las que tendrían sin esta evasión y cobardía. La negociación que querían hacer asumiendo una actitud interior defensiva y equivocada tiene repercusiones más fuertes de las que suponían. Eso es exactamente lo que Jesús quería decir.

Por otra parte, cuando están sanos y armónicos, ya sea en un estado mínimo u óptimo, no tendrían que experimentar ninguna pena, y me aventuro a decir que cualquiera que haya progresado algo en este trabajo ha vivido en carne propia la verdad de esto, por lo menos en cierto grado. Sólo entonces se entenderán las enseñanzas espirituales de todos los tiempos en su verdadero significado. Sólo entonces verán que Dios no se sienta en un trono por encima de ustedes, repartiendo arbitrariamente recompensas y castigos, fortunas e infortunios. Pero cuando están sanos, de acuerdo con la realidad en todos los niveles de su ser, producen más y más felicidad. En su plenitud, progresivamente atraen más experiencias positivas. Cuando están enfermos del alma y en el error, lo que produce miedo, orgullo, arrogancia, ignorancia, oscuridad y confusión, no sólo son infelices, sino que, como estas tendencias producen infelicidad, ésta se agrava. Así, a los pobres se les quitará. Los pobres son los enfermos, los ignorantes, los que están en el error y la oscuridad. Los ricos son los que entienden.

Continuemos. “Pie”: “¿Qué es un pie”? [Moverse. Pararse. Progreso.]

RESPUESTA: De nuevo, actividad, pero de un tipo diferente. Examinemos la diferencia en actividad entre la mano y el pie. La actividad de la mano es de tal naturaleza que puede tener lugar sin causar un cambio de posición de la persona misma. Las personas pueden producir, manufacturar y hacer cosas con las manos mientras permanecen en un lugar. Esto simboliza cierto tipo de acción interior. Estas acciones pueden ser significativas e importantes, pero sólo acumulativamente. Si se suma toda una serie de acciones, éstas apuntan a una pauta inherente; muestran un principio y concepto subyacentes de la vida. En otras palabras, las acciones de la mano simbolizan sus actividades y reacciones cotidianas—las exteriores y las interiores—los muchos eventos pequeños, en sí aparentemente insignificantes, y su actitud hacia ellos.

La actividad de los pies, sin embargo, simboliza el movimiento de la persona entera … o la falta de él si permanecen quietos. Esto puede ser positivo en el sentido de mantenerse firme, de no huir. O puede ser negativo en el sentido de una parálisis o estancamiento. Los pies involucran a todo el cuerpo … o persona. En términos psicológicos, aplicados a su vida, el movimiento de sus pies simboliza los grandes cambios, decisiones y actitudes. Toda la vida se diferencia entre estos dos tipos de acciones: las acciones que son de poca importancia si no son un patrón repetido; las pasajeras, las fugaces, las que no necesariamente involucran a su ser más íntimo, a menos, desde luego, que sean, como dije antes, un patrón que se repite. Es la acción que no necesariamente afecta al ser interior. Al ser exterior, tal vez. Pero esto no significa que estas acciones no produzcan efectos que regresan a ustedes. Las acciones importantes—los pies—simbolizan cambios decisivos, grandes decisiones, un movimiento autopropulsado… o la falta de él. Estas acciones determinan su “postura” espiritual, su actitud básica hacia todos los temas importantes de la vida. No necesito insistir de nuevo en que su actitud consciente no es necesariamente la real, interna e inconsciente. Esta determina si escogen o no el camino ascendente con todo lo que esto exige a fin de recorrerlo, y si están dispuestos a pagar el precio venciendo una resistencia especial. Este vencer necesita más movimiento o acción que sólo los actos menores de sus manos que les permiten “permanecer en un lugar”, por decirlo así.

No hace falta decir que esta actividad importante tiene un efecto aún mayor en ustedes y en quienes los rodean que las acciones y reacciones menores. La actividad importante establece su lugar en la vida, sus grandes eventos. Con ella construyen su destino, y con ella determinan las acciones y reacciones menores.

“Quemadura”: ¿Tienen alguna idea de lo que podría simbolizar? [Sacrificio. Purificación. Deseo interior de desarrollo.]

RESPUESTA: El fuego del amor. La quemadura de estar vivo, de la acción, del hacer de la manera correcta y orgánica. Contiene todo lo que ustedes han dicho. El amor, el sacrificio, la purificación, todo … esa chispa, la chispa ardiente que contienen todos los organismos vivos. Si liberan esta chispa para que se transforme en una flama ardiente, en vez de enterrarla bajo cenizas, encenderán la chispa en otros.

PREGUNTA: ¿Se trata de la Chispa Divina?

RESPUESTA: Sí.

PREGUNTA: ¿Puedo preguntar algo que creo que ya se preguntó antes, pero cuya respuesta todavía no entiendo bien? ¿Por qué no se explicaron todas estas cosas con la suficiente claridad para que no se malinterpretaran?

RESPUESTA: Mis queridos amigos, mientras el crecimiento interior de uno no es suficiente, no hay absolutamente ninguna manera de entender un significado espiritual, ya sea clara y directamente expresado, para que no haya malentendidos, o transmitido alegórica e indirectamente. De hecho, cuanto más directa sea la explicación, más peligrosa resulta para aquellos cuya comprensión no ha alcanzado un nivel más alto por medio del desarrollo.

Incluso hoy, cuando la Humanidad está más desarrollada en muchos sentidos, si mis enseñanzas les fueran presentadas a personas que están muy alejadas de este pensamiento, de estos conceptos, de estas ideas, mis palabras no podrían ser entendidas. Lo poco que tendría algún sentido para ellas produciría un efecto peor que lo que no entienden en absoluto. Seguramente las malinterpretarían—que no es lo mismo que no entenderlas—y por lo tanto sería inevitable el abuso.

PREGUNTA: No me refería en mi pregunta a tales términos psicológicos, sino a los términos sencillos, como algunos dichos de la Biblia que son claros aun hoy. Por ejemplo: “No hagáis a los demás lo que no queréis que se os haga a vosotros”. Esto tiene un sentido similar, pero es mucho más claro

RESPUESTA: Sólo puedo repetir que las grandes verdades no pueden revelarse a alguien que todavía no es capaz de entender. Esa persona es tan propensa a malinterpretar la explicación “sencilla” como la oculta. Pero para los que sí entienden, la oculta, escondida en símbolos, tiene un significado y una revelación adicionales que no pueden encontrarse en declaraciones sencillas.

Hoy en día, cuando las masas entienden mucho más que hace miles de años, la verdad puede darse en forma más directa, menos velada. Pero, con todo, las malas interpretaciones no pueden evitarse, y, por lo tanto, la dosis o proporción, en el sentido de cuánto riesgo se puede correr, cuánto se puede revelar, tiene que sopesarse bien. A veces, una dosis mayor de verdad puede tener un efecto peor y producir un daño mayor que una dosis menor de verdad, ya que la verdad mal entendida conduce a una media verdad, que es la más peligrosa de todas. Mucho de esto ha sucedido y seguramente sucederá en el futuro. No puede evitarse, porque el beneficio para los pocos que adquieren una comprensión real de la verdad revelada lo compensará. Por eso deben sopesarse constantemente los beneficios y los perjuicios que la verdad puede traer. Ocultar el sentido interior detrás de símbolos es una manera en que ambas consideraciones pueden satisfacerse. El simbolismo protege la verdad de aquellos que querrían malinterpretarla y abusar de ella. Y la revela a aquellos que están listos para oírla.

Pero como nadie está desarrollado y completamente abierto en todas las áreas de su ser, los que legaron la verdad, los que la tradujeron, han citado mal, entendido mal y distorsionado el significado original. Todos los que alguna vez hicieron esto lo hicieron en un sentido diferente. Pero esto no ocurrió porque la verdad se presentó en símbolos y parábolas, sino porque la comprensión de la persona no era suficiente. Habría sido peor si la verdad se hubiera presentado directamente. La verdad puede ser un arma muy peligrosa, amigos míos. Incluso la verdad que yo les presento puede tener ese resultado. Si las personas no están dispuestas a aplicarla a sí mismas, en el sentido más profundo posible, harán juicios sobre los demás que pueden ser tanto más peligrosos cuanto que serían verdaderos en parte. Sin reconocer sus propias tendencias negativas, las personas adquirirían una percepción aguda de las tendencias negativas de otros, en las cuales pueden entonces concentrarse fuera de toda proporción, ignorando otros factores que cambian la visión global. Sin esta perspectiva, se vuelven arrogantes. Juzgan mal, aunque lo que ven pueda ser correcto. Y esta enseñanza de la verdad bien podría aumentar la perspectiva negativa hacia otros, si ellos mismos no buscan sinceramente en su interior lo que les resulta más doloroso ¡y lo que más rehúyen! La verdad tiene que manejarse con cuidado y responsabilidad. Si las personas son ignorantes por dentro, es mejor no darles la verdad, sino dejarlas mejor con su ignorancia exterior.

COMENTARIO: Jesús mismo dijo: “Pues la letra mata, pero el espíritu da vida”.

RESPUESTA: Sí, así es. Todos verán más y más cuán cierto es esto. Y ahora, ¿cuál es su siguiente pregunta?

PREGUNTA: ¿Cuál es la verdadera definición de la habilidad en un ser humano?

RESPUESTA: Sobre todo, es el conocimiento de los propios potenciales y limitaciones. Cuando falta la comprensión clara de las propias limitaciones, también falta la habilidad. Así que siempre volvemos a lo mismo. El autoconocimiento, una autoevaluación verdadera y realista, es lo único que puede dar nacimiento a la máxima habilidad, creatividad y fuerza sana. La limitación no sólo tiene que reconocerse con respecto a una posible falta de talento que uno desea pero no puede tener debido a ciertos factores. La limitación tiene que reconocerse también con respecto a un potencial que uno no quiere tomarse la molestia de convertir en habilidad, en logro. En otras palabras, un talento latente puede existir efectivamente, pero la persona quizás desee su estado perfecto sin hacer el trabajo y el esfuerzo de cultivarlo. La percepción de los deseos ocultos de uno y sus razones hará aflorar el talento si realmente existe. En este caso, si el talento está destinado a manifestarse, la frustración crece porque la persona no se da cuenta de que no está haciendo el trabajo necesario para construirlo. Con esta autoevaluación honesta deben producirse finalmente las decisiones adecuadas, que conducirán a la habilidad, la creatividad y la fuerza sana.

PREGUNTA: Usted sugirió la vez pasada que planteara esta pregunta de nuevo. Lo que dije fue: “Si alguien va a salir lastimado, prefiero lastimarme yo a que otro me lastime”.

RESPUESTA: En parte, he tocado el tema del autocastigo y la autodestructividad antes, pero me extenderé un poco más a la luz del nuevo conocimiento que ya has adquirido. Desde luego, ésta es también una cuestión de orgullo, del sentimiento de estar expuesto a otros, mientras que uno es una víctima indefensa. Todo esto contribuye grandemente al deseo inconsciente de lastimarse uno mismo antes de que alguien más tenga la oportunidad de hacerlo.

Pero hay una razón subyacente más profunda y más importante que ha surgido de las conferencias recientes. Te mostraré cómo se aplica a tu duda. Como ya sabes, hay dos actitudes, corrientes o fuerzas internas predominantes en el ser humano. Por una parte, tenemos el deseo del amor—de ser amados y de amar—, tanto realista como poco realista, maduro e inmaduro. Por otra parte, está la tendencia agresiva del deseo de gobernar, de dominar y controlar a otros. Uno inevitablemente interfiere en el otro. Uno necesariamente excluye al otro. Sin embargo, inconscientemente, crees que pueden combinarse. Tratas de que uno haga las veces del otro, y este intento está destinado al fracaso. Crea un conflicto tremendo en tu interior. Mientras no estés intensa y específicamente consciente de estas dos corrientes, no puedes ponerte en paz con la vida. Mientras trates de resolver este conflicto mediante intentos ciegos e inconscientes de hacer que dos fuerzas mutuamente excluyentes sirvan el mismo fin, interiormente estarás desgarrado. Sólo la conciencia de que existe este conflicto te mostrará el camino para hacer las paces contigo mismo, o cómo integrar las dos corrientes.

La manera en que estas dos corrientes se distribuyen varía con cada ser humano. En un individuo una puede ser, con mucho, la predominante. En otro, fluctúa y cambia; en un momento, una corriente es más fuerte, en otro, la otra. En otra persona más está dividida en partes iguales. Tu vida exterior, lo que tienes y de lo que careces, y cómo obtienes lo que deseas, es una indicación clara de la fuerza y la distribución de estas dos fuerzas que batallan en tu interior.

La integración de estas dos fuerzas no significa la eliminación completa de una o de ambas. Simplemente indica que las dos fuerzas se usen de una manera sana, cuando exista una razón o una necesidad real de cualquiera de ellas, sin compulsión, sin frenesí, sin una necesidad imaginaria que en realidad no exista. Sólo con una percepción clara de la existencia de estas dos fuerzas y de cómo te dañan en tu lucha ciega puedes darte cuenta de cuánta energía superflua inviertes en la seudosolución que inconscientemente pensabas que te funcionaría. Y sólo entonces usarás cualquiera de estas dos fuerzas de la manera sana y constructiva para las que originalmente están destinadas. Este conocimiento jamás será tuyo si sólo lo ves como teoría. La única manera es encontrar primero la existencia de su funcionamiento negativo dentro de ti. Por ejemplo, el deseo del amor es muy legítimo. Pero si en tus años adultos usas este deseo para superar una herida de la infancia, si usas todas tus energías inconscientes en esta dirección, la urgencia de este deseo acrecentado se vuelve destructiva. Ya no cumple con su propósito original. Pero tienes que entender claramente y ver cómo se aplica esto a ti. Por otra parte, usas inconscientemente la fuerza agresiva para superar tu inseguridad, tus sentimientos de insuficiencia. La usas para obtener respeto, poder, admiración, en la creencia inconsciente de que de este modo también obtienes amor. En realidad, la fuerza agresiva, en su manera sana, debe servirte en situaciones reales de peligro para defenderte, para afirmarte cuando tu integridad esté en juego, o para impedir que otros se aprovechen de ti. Pero la mayoría de los seres humanos son sumisos cuando no deben serlo y ceden cuando deberían afirmar esta corriente sana. Sin embargo, cuando no deben hacerlo, suelen usar la agresión de la manera más violenta. La manera sana jamás causará interferencia y exclusividad mutua. El deseo del amor y la agresión sana deben coexistir pacíficamente.

Debido a este conflicto que te desgarra—y ha llegado el momento en que todos ustedes deben volverse intensamente conscientes de esto—la tendencia a lastimarte en vez de correr el riesgo de ser lastimado por otros puede explicarse mucho mejor. Inconscientemente, sabes muy bien lo fútil que es esta lucha. Una parte de tu subconsciente trata de encontrar la salida fácil. Otra parte más profunda de tu ser observa y sabe que esto es fútil y dañino. Este conocimiento profundamente oculto no es bien interpretado por tu consciente. Esta voz sólo quiere transmitir: “Así como vas, estás en la vía equivocada. Busca otra salida”. Tu sentimiento consciente sólo conoce la “futilidad” y esto te da una sensación de desesperanza, impaciencia y aversión por la vida, el sentimiento de: “¿De qué sirve?” Sí, este estado de ánimo puede aplicarse a veces a cosas externas que te suceden y que parecen ser una “razón” de tu desaliento. Pero en lo más profundo de ti, ésta es la razón real. En esta aversión por la vida, en este sentimiento de inutilidad, te lastimas. Debes incluso querer lastimarte, pues entonces, por lo menos, tienes una explicación visible de tu profundo desaliento. Esto es más fácil de soportar que la ausencia de todas las “razones” exteriores.

PREGUNTA: ¿Existe un órgano correspondiente del ojo interno, localizado entre los dos ojos externos?

RESPUESTA: Sí, amigos míos. Todos sus órganos externos son duplicados de órganos internos. De hecho, tienen más órganos internos que externos. No todos sus órganos reales se manifiestan en el cuerpo físico.

PREGUNTA: Me siento muy confundido con todos los seres. El Ser Inferior, el Ser Superior, el Ser Interior, el Ser de la Máscara, la psique y todo eso. ¿Podría sacarme de mi confusión?

RESPUESTA: Bueno, mis muy queridos amigos, el Ser Superior y el Ser Interior son, desde luego, la misma cosa. Hace mucho tiempo que hablé por primera vez de los Seres Superior, Inferior y de la Máscara. Fue mucho antes de que entráramos en las profundidades de su ser, en esta fase de la autobúsqueda. Luego traté de mostrarles una división general, global, del ser humano en forma abreviada, por decirlo así. Pero al adquirir una percepción más profunda de ustedes mismos, empiezan a ver que esta triple división no está siempre estrictamente separada. La frontera es delgada. Y a menudo, una interactúa con la otra. Cada una de estas tres divisiones contiene cierto número de capas. Por ejemplo, una tendencia original que viene del Ser Superior puede ser distorsionada por sus desviaciones y conflictos internos, y por lo tanto, sus motivaciones negativas abusan de ella. Por consiguiente, atenerse a los términos Ser Superior, Ser Inferior y Ser de la Máscara sería una sobresimplificación. El término Ser Interior podrá ahora volverlos más conscientes de este núcleo íntimo de su ser, sin confundirlos ni con la más mínima implicación de juicio moral.

También hay otra razón por la que a veces considero útil cambiar una expresión o terminología. Cuando se le repite con demasiada frecuencia, dejan de sentir el significado real. Se convierte en una etiqueta y eso es malo. Siempre es necesario enfocar este trabajo con una frescura de sentimientos y perspectiva. A esto puede contribuir un término o palabra nueva. Les ayuda a evitar el estancamiento en sus conceptos. Les impide aferrarse a palabras ya hechas que, a base de repetición, han perdido para ustedes su significado interno. Ese es el problema con todas las enseñanzas de la verdad.

Naturalmente, el Ser Inferior no tiene nada que ver con el Ser Interior, aunque no siempre está en la superficie. Pero ya no necesitan estos términos ahora que han progresado. Y ahora también pueden ver que no es tan sencillo. Cuando hablamos de este tema, esta triple división sirvió como un plan, un boceto, por decirlo así. Ahora que analizan y aprenden a entender sus reacciones y actitudes internas, ya no necesitan pensar en términos de estas divisiones limitantes. Lo que antes sirvió como un mero esbozo se llena ahora de detalles. No lo olviden, estas conferencias son algo vivo. Están adaptadas a su progreso, a la necesidad del presente en su trabajo individual.

Hablando en forma general, la psique indica su mundo interior de sentimientos y reacciones. ¿Está claro? [Sí, muchas gracias.]

PREGUNTA: La palabra “imagen” me trae a la mente un ensayo que acabo de leer, “Imago Dei”, la “Imagen de Dios”. Me he preguntado muchas veces por qué escoge usted la palabra “imagen” para sugerir un atributo negativo que tenemos en nuestro interior, cuando en las Escrituras leemos que fuimos creados “a imagen de Dios”. ¿Significa esto que los humanos no deben crear una imagen de Dios, ya que las imágenes hechas por el hombre son sólo proyecciones, y que sólo Dios puede crear la imagen de sí mismo en el hombre?

RESPUESTA: Elegí la palabra “imagen” porque, como nuevamente el símbolo lo aclarará, una imagen es algo como un retrato. Pude haber usado esta expresión también. Ambas son bastante estáticas, muertas y una imitación de la vida, que representa la seudorrealidad. Puede ser muy ingeniosa, pero, sin embargo, no es la naturaleza, no es real. Si ahora ponderan la importancia de las imágenes que albergan en su interior, verán con claridad cuán acertadamente se escogió esta expresión. Sus imágenes son seudodefensas. Se basan en supuestos irreales. Teóricamente deben traerles felicidad y belleza. Pero en realidad no puede ser así. Como el lenguaje humano es limitado, siempre es fácil malinterpretar y encontrar un significado diferente para la misma palabra. Debemos tener esto en consideración y adoptar la actitud de que las palabras son sólo una conveniencia. Esto les impedirá convertirlas en un obstáculo o en un factor rígido que se interponga en su camino. Cuando hablamos de imágenes en nuestro sentido, sabemos lo que queremos decir. Pero siempre podemos tener presente que otras personas o escuelas de pensamiento entienden algo diferente. Esto conservará la flexibilidad de la perspectiva y evitará las malas interpretaciones.

COMENTARIO: Incluso en las Escrituras esta palabra se usa en el sentido negativo. Leemos en los Diez Mandamientos: “No haréis para vosotros ninguna imagen grabada”. Así que la manera en que usamos la palabra “imagen” corresponde al significado de la Biblia: algo negativo, imaginado, congelado, petrificado. Y sí le rendimos culto en la manera en que atendemos sus demandas.

RESPUESTA: Sí, exactamente.

COMENTARIO: Parecería que las personas no son capaces de crear una imagen de Dios, porque sería una distorsión.

RESPUESTA: No pueden crear una imagen de Dios. Es una imposibilidad absoluta. Es inconcebible para el concepto humano, el cerebro humano. Es totalmente imposible. La verdad del mandamiento reside en la prueba de que, a pesar de él, la gente ha hecho una imagen de Dios y esto resultó ser trágicamente dañino. Esto condujo al concepto antropomórfico de Dios, quien se supone que es una persona que arbitrariamente reparte castigos y recompensas. Ese es el resultado de hacer una imagen de Dios.

Les he dado temas de reflexión que pueden ser muy fructíferos para ustedes si deciden que así sea. Me despido de ustedes con todas nuestras bendiciones, con nuestra fuerza. Que los penetren y los envuelvan, que los enriquezcan, y que encuentren a través de ellos una fuerza renovada para continuar en este camino de autobúsqueda. ¡Cuán afortunados son! La liberación, la verdadera alegría y felicidad que resultan de él están en sus manos… en su tránsito por este camino que los lleva a encontrar lo que hay en ustedes que obstruye su felicidad y su alegría. Sigan trabajando, cada uno de ustedes, por su propio bien, por el bien de quienes los rodean, por el bien de toda la Humanidad y por el bien del universo entero. ¡Sean benditos, queden en paz, queden con Dios!

Dictada el 20 de enero de 1961.